martes, 22 de octubre de 2013

Taller de Muñecas de Tela







Hoy les quiero compartir la experiencia maravillosa que viví en Xalapa, Veracruz, durante la semana del Festival Internacional "Hay Títeres Moviendo al Mundo".

Para empezar, tuve el gusto de impartir el taller "Muñecas de trapo, Muñecas de Arte", en el cual se reunieron un grupo interesantísimo de alumnos quienes deseaban  aprender y conocer más de cerca este bello Arte. 


El grupo era muy diverso, la mayoría eran profesionistas: psicológos, periodistas, diseñadores de modas, dentistas, maestros, titiriteros, actores y directores de teatro.  Muy variado el grupo, pero a todos nos unía el amor por las muñecas y por toda aquella carga de emociones y sentimientos que estos seres son capaces de ofrecer. 











Al final del Taller, los alumnos me apapacharon mucho, se organizaron y me obsequiaron un Café gourmet de la región cafetalera de Veracruz, (lo más delicioso que he probado) además, cada uno de ellos, lograron unas piezas exquisitas dignas de hacer mención.  Aprendieron desde la técnica más básica, hasta llegar a una Muñeca más elaborada.  






Además, dentro del Festival, tuve la oportunidad de ofrecer una charla sobre la investigación que realicé sobre este tema, y que se resume dentro del libro "El Arte de las Muñecas en Tela, Historia y Métodos de Elaboración".  Este evento estuvo muy emotivo, yo lo disfruté mucho, pues además de mis amigos titiriteros, me acompañó la Maestra Evelia Botana y su hija Leticia Albalat, que amablemente aportaron con sus conocimientos e historias a esta investigación.

(durante la firma de libros).


Gracias a Lorenzo Portillo y David Estrada, organizador y Director del Teatro "El rincón de los Títeres" por la invitación que me hicieron para impartir estas charlas y talleres.  




Y mil gracias a mi estimada Amiga Ericka López quien me acompañó y me auxilió con la organización y logística del taller. 

¡Que viva la Muñeca de Trapo! 

2 comentarios:

Txatxa Txa dijo...

me encantan y se os ve felices

Mayra René dijo...

¡gracias!!! y, por supuesto, estuvimos muy felices, todos los días era una emoción diferente, y cada uno experimentaba mucha felicidad al ir avanzando en sus muñecos.
saludos!!!